El lunes 11 de junio, Fundación Libertad y Desarrollo organizó el foro “Partidos políticos: auténticos, institucionales, transparentes” con la participación de José María Aznar, Jefe del Gobierno de España (1996 – 2004); Jorge Quiroga, Presidente de Bolivia (2001 - 2002); José María Figueres, Presidente de Costa Rica (1994 -1998) y Jeb Bush, Gobernador del Estado de Florida (1998 -2007).

 

El foro se realizó en el Hotel Intercontinental, de la Ciudad de Guatemala, al que acudieron más de mil personas de diferentes sectores de la sociedad para escuchar las experiencias políticas de los expositores. 

 

 


 

 

El evento inició con un video en memoria  de las víctimas del volcán de fuego y con un  sentido homenaje a los rescatistas que arriesgaron su vida durante la tragedia.

 

Dionisio Gutiérrez, presidente de la Fundación Libertad y Desarrollo, brindó un discurso sobre la necesidad de contar con partidos políticos institucionales, democráticos y con visión de Estado de largo plazo, en el cual mencionó que: “Fortalecer la democracia y sus instituciones, pasa obligatoriamente por el rescate y fortalecimiento de los partidos políticos. Esta es la verdadera responsabilidad del ciudadano.” 

 

Reflexionó sobre el rol de los ciudadanos en países como Guatemala, pues son el punto de partida de la política y los responsables de construir partidos con propuestas: “En Guatemala necesitamos una nueva generación de ciudadanos en las élites y en especial en la clase política. Que distinga lo moral de lo inmoral y la razón de lo irracional. Una nueva generación que prefiera la justicia a la inmovilidad, sabiendo que tiene costo y que el proceso es imperfecto, pero que es el único camino. Necesitamos élites renovadas, que estén a la altura de las propuestas y a las soluciones que la nación demanda.” 

 

 

Cerró su discurso haciendo un llamado a los guatemaltecos para que reconozcamos la importancia de elegir a nuestros líderes según los proyectos políticos que presenten y la capacidad que demuestran para dirigir el país: “No sé quiénes son ni donde están, pero en junio de 2019 elegiremos al mejor gobierno en la historia de nuestro país, con el mejor equipo de tecnócratas quienes implementaran políticas públicas para resolver nuestros problemas de pobreza, salud, educación, seguridad, infraestructura y medio ambiente. (…) No sé quiénes son, ni dónde están, pero el próximo gobierno estará formado por hombres y mujeres de Estado, que entienden que necesitamos cinco gobiernos consecutivos con las capacidades y virtudes necesarias, para trabajar veinte años, dando continuidad a políticas públicas, consistentes y eficaces.” 

 

El foro terminó con un conversatorio con los exmandatarios invitados, moderado por Dionisio Gutiérrez. A un año de las elecciones generales 2019 en Guatemala, los expresidentes José María Aznar, José María Figueres, Jorge Quiroga, y el exgobernador Jeb Bush compartieron experiencias y su opinión sobre formación de cuadros a lo interno de los partidos políticos, la importancia de contar con los liderazgos correctos en los gobiernos y la elaboración estratégica de políticas públicas de largo alcance. 

 

 

 

 

El expresidente José María Figueres explicó por qué es difícil hoy en día articular partidos políticos para que se conviertan en instituciones permanentes: “En el mundo, pareciera que los partidos políticos están en cuidados intensivos. Padecemos hoy en día de una raquítica cultura política, que es lo que mantenía a los partidos y que es lo que los partidos fomentaban. La cultura política se formaba en programas de capacitación de líderes que tenían los partidos. Esto hoy en día se forma en los noticieros y no se puede decir algo bien articulado en tres o cuatro segundos. ¿Qué partido hoy tiene un programa serio de formación de futuras dirigencias?”

 

El expresidente Jorge Quiroga agregó: “Cuando los partidos se convierten en un fin en sí mismos, terminan dándose fin a sí mismos. Cuando se vuelven en un mecanismo para enriquecer a caciques o grupos y no responden como instrumento de servicio, terminan cerrados.  Por un lado tenemos partidos de larga data que se vuelven instrumentos personales para caudillos; y por el otro tenemos partidos que reparten cuotas de poder, que termina desvirtuando los cargos públicos. Vienen desafíos muy grandes para Guatemala: formar un equipo de profesionales capaces, éticos y competentes que demuestren tener un programa de gobierno, una agenda país. 

 

 

El expresidente José María Aznar explicó cómo comenzó a preparar equipos y a diseñar políticas públicas años antes de correr como candidato; para él es importante la formación de partidos enfocados en las ambiciones y proyectos correctos: “La formación tiene mucha importancia para responder a la visión que uno tiene para su país. No comencé a preparar un programa de gobierno cuatro años antes de llegar, yo de niño soñaba con esto. Hay que tener una ambición muy clara desde el punto de vista personal, pero tiene que haber una ambición mucho más grande para el país. Tiene que haber gente trabajando para que ese proyecto para el país sea lo relevante y lo determinante. Uno de los problemas de los partidos políticos hoy en día, es que pueden ser instrumentos al servicio de proyectos personales, pero no son instrumentos al servicio de proyectos de un país, por eso son poco eficaces. (…) Hagamos de los nuevos instrumentos de participación política, no el sujeto de la sociedad actual, sino hagamos un instrumento al servicio de las buenas ideas, del progreso y de la libertad del ser humano.”

 

El exgobernador Jeb Bush habló sobre la importancia de que los partidos políticos sean una plataforma que ofrezca propuestas a los ciudadanos y no acaparar la atención pública únicamente con publicidad en contra de sus adversarios o con ataques a candidatos. Bush mencionó: “Cuando un partido llega a tener un sistema bueno, hay que trabajarlo, hay que mantener la pasión. Cuando se comienza a pensar que los partidos existen porque existen y no tienen ninguna relevancia para la mayoría de los ciudadanos de un país, es cuando se ven los problemas que tienen países como Guatemala.”Este mismo día, por la tarde, se organizó un almuerzo con representantes de sectores académicos, políticos, empresariales y sociedad civil, donde además de los exmandatarios, también participó Ana Botella, alcaldesa de Madrid (2011 – 2015), quién compartió detalles técnicos sobre su experiencia liderando estrategias municipales que llevaron a Madrid a soportar una de las crisis económicas más fuertes de su historia y a ser una ciudad más sostenible: 

 

“Las administraciones municipales tienen la posibilidad de estar más cerca del ciudadano que sufre. En la ciudad de Madrid, tenemos unos servicios sociales muy grandes, pues la ciudad ha empleado dinero muy importante en aquellos que más lo necesitan. Y en los momentos de crisis, sin duda teníamos una obligación en ayudar al que más lo necesitaba, debíamos continuar siendo una ciudad integradora. Es por esto que si yo fuera alcaldesa de la ciudad de Guatemala, me dedicaría a un tema fundamental: la desnutrición infantil. Creo que un ayuntamiento que está cerca del problema de los vecinos, tiene que hacer de esta lucha su objetivo prioritario. Esta desnutrición causa una lesión de por vida, que es muy difícil solucionar y recordemos que el principal capital de un país son sus personas.”

 

Los asistentes al almuerzo pudieron realizar preguntas  a los invitados internacionales, quienes profundizaron  sobre temas como la toma de decisiones en puestos políticos, financiamiento electoral, alianzas entre agrupaciones y la importancia de alcanzar consensos. 

 

 

 

 

A continuación pueden ver el conversatorio completo realizado en el Hotel Intercontinental el lunes 11 de junio: